La Asociación Al-Quds gana la demanda al Ayuntamiento de Jaén por vulneración de derechos fundamentales

El Colegio de Abogados participa por segundo año consecutivo en el proyecto Fuertes y Hermosas contra la violencia de género
3 octubre, 2018

La Asociación Al-Quds gana la demanda al Ayuntamiento de Jaén por vulneración de derechos fundamentales

La Asociación Al-Quds ha ganado la demanda interpuesta al Ayuntamiento de Jaén por vulneración de derechos fundamentales al prohibir el uso de la Sala Mudejar para una conferencia inicialmente autorizada por considerarla un “acto político”, con la sentencia notificada esta semana por el Juzgado de lo Contencioso- Administrativo nº 3 de Jaén.

Este respaldo judicial supone el reconocimiento de la vulneración del derecho de reunión recogido en el art. 21 de la Constitución Española. Este hecho ocurrió por la prohibición de uso del Salón Mudejar por parte del Patronato Municipal de Cultura de Jaén para la conferencia titulada “Sefarad Patrimonio Universal, Sefarad no es Israel”, a cargo de Liliana Córdova, socia fundadora de la Red Internacional Judía Antisionista.

Un reconocimiento que supone un logro para la asociación que representa la defensa de los derechos del pueblo palestino y que se ha visto en ocasiones coartada por las numerosas presiones de Israel para boicotear actos críticos con la ocupación, especialmente en los que participan activistas judíos e israelíes. Este tipo de actos han sido frecuentes en los últimos años en nuestro país, respondiendo a un intento de criminalización de los movimientos de defensa de los derechos humanos de la población palestina en todo el mundo.

Finalmente hay que resaltar el agradecimiento a todas las personas que han formado parte de este proceso judicial en pro de la justicia por poner en valor uno de los derechos fundamentales a los que todos estamos adheridos. Destacamos las palabras de David Peñafuerte, miembro de la asociación en Jaén y uno de los organizadores del evento cuando reconoce que actos de censura de este tipo no pueden quedar en el olvido esperando un compromiso mayor por parte de las instituciones públicas para que “cambie la política de censura y complicidad que el anterior equipo de gobierno tenía con el gobierno de Israel por un mayor compromiso en la defensa de los Derechos Humanos, dando cabida a todas las sensibilidades de su ciudadanía y protegiendo sus derechos de reunión y libertad de expresión.

Esperamos no tener que emprender más acciones judiciales y poder seguir difundiendo libremente los valores en defensa de pueblos cuyos derechos hoy en día todavía no se reconocen internacionalmente.